Tenemos el reto de racionalizar el uso del agua, conservarla es un aporte para beneficio de todos.

Tenemos el reto de racionalizar el uso del agua, conservarla es un aporte para beneficio de todos.

Medio ambiente
/ 27 Marzo 2020

Aprovechemos la cuarentena para mejorar nuestros hábitos y disminuir nuestro impacto personal en el cambio climático, estamos dedicados al autocuidado y podemos ejercer nuestra responsabilidad en el uso eficiente y ahorro de los recursos naturales

El calentamiento global causa pérdida de precipitaciones en temporada seca, y por lo tanto la escasez del agua, así como la pérdida de su calidad y excesos de lluvia en las temporadas de altas precipitaciones.

El objetivo es  incrementar la conciencia de la protección y uso consciente del agua con acciones tan sencillas y simples como el aprovechamiento del agua lluvia, reutilizar el recurso hídrico en las fábricas o casas, el mantenimiento responsable de la instalaciones para evitar fugas en las tuberías, cerrar el suministro  del agua cuando nos enjabonamos, nos cepillamos, lavamos los platos. También es bastante útil instalar ahorradores de agua para grifos, sanitarios y lavadoras, entre muchos otros.

Estamos aprendiendo en nuestra vida cotidiana que la prevención es la mejor medida. Según el Ministerio del Medio Ambiente de Colombia, “La conservación de nuestros ríos y humedales y la siembra de árboles, previenen los impactos en cualquier contingencia. Las condiciones actuales de emergencia sanitaria, en las que el agua es uno de los elementos necesarios para evitar su propagación de contagios, mediante el lavado frecuente de manos y la limpieza de entornos comunes, es fundamental para actuar con responsabilidad y darle un uso eficiente a nuestro recurso vital ”, indicó el Ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Ricardo Lozano Picón.

¿Qué podemos hacer?

  • Optimizar el tiempo en la ducha, pensando en las necesidades de agua de los demás.
  • Cuando se afeite no deje correr el agua de la llave.
  • Para limpiar lugares comunes o descubiertos, barrer únicamente si no es indispensable lavar. 
  • ​En la ducha, recoger el agua fría que sale mientras sale el agua caliente y utilizarla para regar las plantas, vaciar el inodoro  o limpiar  la casa.
  • No desechar el aceite de cocina a través del lavaplatos, no abusar de productos químicos en la limpieza, pañuelos de papel, colillas de cigarrillos. 
  • Regar las plantas, al amanecer o al atardecer, para optimizar el aprovechamiento del recurso en las plantas y evitar la evaporación.
  • No utilizar el inodoro como una papelera para evitar tirar de la cadena cada vez que se utiliza el sanitario  como cubo de la basura. Adicionalmente, los desperdicios que se tiran por ahí pueden provocar grandes problemas en las plantas de tratamiento y afectar a la fauna marina. 
  • ​Si es el tiempo de cambiar los grifos, los sanitarios o los electrodomésticos, instalar  sistemas que  permitan  ahorrar agua.  
  • ​Para lavar frutas y verduras utilizar un recipiente con agua. Después se puede utilizar esa agua para regar las plantas, al igual que el agua que queda tras una cocción.
  • En los lugares con  aire acondicionado, se puede recoger en un cubo el agua que suelta y utilizarla para el riego de las plantas o la limpieza, no es apta para el consumo humano.
  •  Para lavar el carro es mejor utilizar los lavaderos que utilizan agua reciclada.
  • Lea su medidor de agua y no abra ninguna llave durante dos horas, así sabra si tiene escapes que reparar.

    Le puede interesar  ¿Qué es huella hídrica?