¿En qué consiste el mantenimiento preventivo de la planta eléctrica?

¿En qué consiste el mantenimiento preventivo de la planta eléctrica?

Categorías de Producto
/ 20 Abril 2018

En su planta eléctrica, al igual que en su carro, debe hacerse mantenimiento preventivo cambiando el aceite,  los filtros de aire y de aceite.

El mantenimiento debe hacerse así no haya sido utilizada, cuando haya pasado el tiempo reglamentario indicado por el manual del usuario. El aceite y su filtro se deterioran con el paso del tiempo así no se utilicen y el  filtro de aire es el pulmón del motor.

Esta pieza es de vital importancia y más en la ciudad. Un mal filtro de aire o mal instalado puede acortar la vida del motor de la planta eléctrica y causa más daños que uno de aceite inadecuado. Cambiarlo es la clave.

El filtro para el aceite del motor de la planta eléctrica es una pieza vital para su duración y buen funcionamiento.  El aceite del motor se mueve dentro de un medio relativamente cerrado en el cual debe limpiar al líquido lubricante de las impurezas que se generan por los residuos de la combustión, los sedimentos que hay en el mismo aceite por su exposición al calor y porque hay detergentes incorporados en el lubricante que remueven la mugre y la depositan en el filtro. De alguna manera es un circuito cerrado al cual los agentes de contaminación externos tienen muy poco acceso.

El filtro de aire de la planta eléctrica sí es un portador de los elementos que flotan en el medio ambiente y que son fundamentalmente polvo y tierra. Esa tierra o arena minúscula, que uno puede observar en un lugar después de unas semanas  o un mes sin ser limpiados, son pequeños cristales con enorme capacidad de rayar y roer los metales que están en contacto.

Esa mugre, que está flotando en el medio ambiente, ingresa de manera agresiva al motor y no por simple efecto de sedimentación sino de forma acelerada y masiva porque el motor la chupa por la acción de succión de los pistones en cada uno de los cilindros. El aire, con toda su carga de contaminantes, al cual en algún momento se le agrega el combustible bien sea a través de un carburador o un inyector, llega a las cámaras de esa manera y a su paso raya las guías de las válvulas, los cilindros y los anillos.

En pocas palabras, es como darle lija fina a todas esas partes. La única forma de evitar esta catástrofe es colocando un filtro para el aire antes del ingreso de éste a las zonas mecánicas.

Todo filtro genera una restricción al paso del aire, estimada en un 5%, que en términos estrictos, significa una caída de potencia proporcional a esa menor cantidad de aire que va a quemar el motor. Eso es inevitable, pero los beneficios de trabajar con aire limpio son superiores.

El filtro de aire de la planta eléctrica se va tapando y el motor cada vez trabaja  menos. La vida de este elemento depende de la cantidad de mugre que venga en el aire pues cada microporo por donde pasa tiene una capacidad de retención de mugre. Cuando se tapa la celda, queda bloqueado ese paso y el motor pierde rendimiento poco a poco.

Cuidados del filtro de aire

  • El filtro del aire no requiere cuidados diferentes a la perfecta colocación en su instalación.
  • Como es un elemento visible puede comprobar su manufactura, pegantes, calidad aparente del papel, flexibilidad y ajuste. Eso ya es un buen síntoma de un buen producto. El precio también es indicador. No ahorre.
  • Nunca sople el filtro. El aire bloquea más la mugre contra los poros del papel y acaba de taponarlos. Y el que sale al soplar en sentido inverso, los rompe. La tierra que usted desprende estaba por encima de los poros ya obturados.
  • Contrate a un profesional para que realice el cambio del filtro y verifique que le colocan uno nuevo a su planta y desechan el filtro usado.
  • Cambie el aceite y su filtro después en el tiempo reglamentario indicado por el fabricante de la planta, asi no haya sido utilizada. El aceite se deteriora y pierde su calidad, su viscosidad y atributos iniciales indispensables para hacer trabajar bien el motor.